Hayworth, Rita (Brooklyn)

Margarita Cansino

Dice la leyenda que un camarero de Tijuana mezcló por primera vez el triple seco con zumo de lima y con tequila reposado pensando en ella, embelesado, borracho de amor. A ese cóctel inventado lo llamó Margarita. Corría el año 1938, y la joven Margarita trabajaba de bailarina enamorando tanto a camareros como a clientes habituales o forasteros que acudían cada noche al bar mexicano. Por entonces, aún no se teñía su bruna melena, aún era Margarita. Aquella joven, que había nacido en Nueva York en 1918, había aprendido a moverse imitando el oficio familiar: su padre era un bailarín sevillano al que en los clubes de Manhattan todos conocían como Eduardo Cansino. Un sevillano casado con otra bailarina de revista musical de Broadway. Margarita Carmen Cansino, su hija, comenzó a bailar con el sevillano a los 13 años, cuando todos se mudaron a California. Eduardo jamás imaginaría por entonces que su querida hija llegaría a encandilar a las estrellas de cine con sus buenas artes escénicas, y a los magnates de las productoras con su voluptuosa belleza, ya teñida de pelirroja tal y como exigían en el Hollywood de los años 40. Por entonces ya todo el mundo la conocía por su nombre artístico: Rita Hayworth.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s